Los rosales a raíz desnuda se envían de JUNIO a AGOSTO

REPELENTE DE INSECTOS DOSIS: 50 GOTAS (5ML.) X 1 LITRO DE AGUA. El REPELENTE DE INSECTOS puede contribuir también al control de la población de insectos creando condiciones favorables para el aumento de poblaciones y de la actividad de microorganismos entomófagos (insectívoros) ya presentes en el ambiente. REPELENTE DE INSECTOS TAMBIÉN CONTRIBUYE al control de las enfermedades de las plantas por el mecanismo de “competencia exclusiva”, como una forma natural de control biológico. Fundamentalmente se utiliza para repeler insectos a través de la creación de una barrera desagradable para ellos. Contribuye al control de las enfermedades de las plantas por el mecanismo de “competencia exclusiva” LA APLICACIÓN debe hacerse una o dos veces por semana rociando directamente sobre las plantas. El rociado directo sobre los insectos dañinos ayuda a reducir su población conduciendo a una eventual desaparición. APLICACIONES CONTINUAS O REGULARES garantizan que los brotes nuevos estén protegidos, y los insectos dañinos que pudieran haber escapado o que hubieran aparecido sean afectados por el REPELENTE DE INSECTOS. Dado que actúa radualmente, aplicaciones regulares y repetidas en el tiempo traerán mejores resultados. USO: REPELENTE DE INSECTOS puede aplicarse también a los residuos provenientes de las cosechas antes de incorporarlos a los suelos. Así aplicado, actúa como un pre-tratamiento ayudando a prevenir el retorno de pestes y plagas. REPELENTE DE INSECTOS contiene microorganismos eficaces (EM), y su uso contribuye a los efectos benéficos del uso del inoculante microbiano EM para sostener la calidad de los cultivos sin el uso de agroquímicos caros y peligrosos. Actúa como un pre-tratamiento ayudando a prevenir el retorno de pestes y plagas.

REPELENTE DE INSECTOS

$590,00
REPELENTE DE INSECTOS $590,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

REPELENTE DE INSECTOS DOSIS: 50 GOTAS (5ML.) X 1 LITRO DE AGUA. El REPELENTE DE INSECTOS puede contribuir también al control de la población de insectos creando condiciones favorables para el aumento de poblaciones y de la actividad de microorganismos entomófagos (insectívoros) ya presentes en el ambiente. REPELENTE DE INSECTOS TAMBIÉN CONTRIBUYE al control de las enfermedades de las plantas por el mecanismo de “competencia exclusiva”, como una forma natural de control biológico. Fundamentalmente se utiliza para repeler insectos a través de la creación de una barrera desagradable para ellos. Contribuye al control de las enfermedades de las plantas por el mecanismo de “competencia exclusiva” LA APLICACIÓN debe hacerse una o dos veces por semana rociando directamente sobre las plantas. El rociado directo sobre los insectos dañinos ayuda a reducir su población conduciendo a una eventual desaparición. APLICACIONES CONTINUAS O REGULARES garantizan que los brotes nuevos estén protegidos, y los insectos dañinos que pudieran haber escapado o que hubieran aparecido sean afectados por el REPELENTE DE INSECTOS. Dado que actúa radualmente, aplicaciones regulares y repetidas en el tiempo traerán mejores resultados. USO: REPELENTE DE INSECTOS puede aplicarse también a los residuos provenientes de las cosechas antes de incorporarlos a los suelos. Así aplicado, actúa como un pre-tratamiento ayudando a prevenir el retorno de pestes y plagas. REPELENTE DE INSECTOS contiene microorganismos eficaces (EM), y su uso contribuye a los efectos benéficos del uso del inoculante microbiano EM para sostener la calidad de los cultivos sin el uso de agroquímicos caros y peligrosos. Actúa como un pre-tratamiento ayudando a prevenir el retorno de pestes y plagas.